Marbling: Nueva tendencia en el diseño de telas

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lucir prendas innovadoras, con colores llamativos y diseños exclusivos, es el sueño de los amantes de la moda y el vestuario. Y si además es una creación propia, mucho mejor aún. Para ello, la experimentación debe ser parte del plan.

Hacer productos en forma artesanal se ha vuelto un imprescindible para quienes buscan autenticidad en el diseño. Por eso, rescatar técnicas novedosas en el área del diseño es la clave. Así lo señala la argentina Luciana Marrone, quien desde hace más de diez años se dedica a investigar e implementar nuevos usos y tintes naturales para diversas fibras como lana, seda y algodón, entre otras.
La profesional, quien acaba de traspasar algunos de sus conocimientos a profesores y alumnos de la Escuela de Diseño de Vestuario y Textiles de la Universidad del Pacífico con su Taller de Marbling, aboga por el rescate de técnicas ancestrales perdidas. “Ello, porque para el día de hoy es una innovación y, además, es una forma muy rápida. Se estampa la tela y queda lista luego de lavar”, señala.
En el caso del Marbling, los estudiantes pudieron aprender a estampar telas y papeles a partir del uso de tintas acrílicas sobre una base acuosa con goma agar, con resultados sorprendentes. Es una técnica artesanal y una especie de arte en tinta flotante, que logra resultados auténticos y llenos de vida, a veces con efectos marmoleados y con mucho movimiento, cuyo uso puede ser para encuadernación y decoración, con el diseño de piezas únicas e irrepetibles.
Su proceso, que implica una labor pausada y recreativa, que para muchos podría resultar terapéutica, es parte de una técnica de origen japonés. “Su base está en la antigüedad, en la técnica Suminagashi y también en el Ebru turco. Y el Marbling es una técnica europea que resultó de una variante de esas técnicas antiguas y que se perdieron en el tiempo”, señala la docente argentina, quien acaba de capacitarse en Estados Unidos.
“En Argentina casi ni se veía; lo estudié en Estados Unidos en enero. Y el 2016 trabajé con Suminagashi, que lo fui a aprender a Nueva York. Son técnicas que voy trayendo a Argentina, porque están perdidas”, afirma.
La experta, invitada a la Universidad del Pacífico, agrega que es bueno que los diseñadores sepan de estas técnicas para innovar. “Ello les permite jugar con los distintos colores y hacer telas que no se puedan repetir”, enfatiza.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Indicadores

Jueves 21 de Septiembre de 2017
  • UF: $26.640,81
  • Dólar: $621,87
  • Euro: $746,09
  • IPC: 0,20%
  • UTM: $46.693,00
  • Imacec: 2,80%